Foro-Veracruz_Hacia-una-Agenda-Economica-de-Genero_

Foro: Hacia una Agenda Económica de Género

Foro-Veracruz_Hacia-una-Agenda-Economica-de-Genero_

HACIA UNA AGENDA ECONÓMICA DE GÉNERO

Por Lic. Daniel Flores Gómez
Secretario de la crónica

Hoy por hoy la participación de la mujer en diferentes espacios de la vida nacional cada vez es más importante, no hay que olvidar que viene de una serie de luchas y logros a través de muchos años. En el ámbito nacional podemos mencionar como con el presidente Adolfo Ruíz Cortines se promulgaron el 17 de octubre de 1953 las reformas constitucionales para que las mexicanas gozaran del derecho al voto, pero no sólo a nivel nacional, también internacional, podemos mencionar que sólo dos mujeres han logrado el premio nobel de economía Elinor Ostrom, fue la primera mujer en recibir el premio nobel de economía en 2009, cuando tenía 76 años. Diez años más tarde Esther Duflo, ganó este galardón, tenía entonces 46 años, siendo, además, la persona más joven en recibir un nobel en toda la historia de estos premios. Esto demuestra la enorme capacidad del género de la mujer, pero todavía hay mucho por hacer. En La actual situación económica, política y social es urgente contribuir con ideas y propuestas para mejores condiciones de vida para la mujer y por ende nuestro país.

Por ello es necesario conformar una agenda económica de Género que presente los principales problemas relacionados como la afectación de la pandemia, la estructura productiva, los graves aspectos sociales y los relacionados con temas laborales y empresariales, así como de integración social para contribuir con propuestas para la creación de políticas económicas que se traduzcan en mejores condiciones laborales, culturales, políticas y empresariales para la mujer.

Por ello, el Colegio de Economistas del Estado de Veracruz de manera entusiasta y comprometida, se ha unido a los esfuerzos de la Federación de Colegios de Economistas de la República Mexicana, organizando el Foro intitulado “Hacia una Agenda Económica de Género”.

El evento se llevó a cabo de manera virtual el pasado 17 de agosto, contando con la participación de Rosa María Hernández Espejo, Diputada Federal electa por el IV distrito del estado de Veracruz; Juanita Utrera Ortega, Presidenta de la Federación de Mujeres Empresarias en el capítulo Veracruz Metropolitano; María Esther Terán Velázquez, presidenta de la Comisión de Honor y Justicia de la Confederación de Propietarios Rurales A.C; Dora Silvia Barradas Troncoso, Profesora de tiempo completo de la Universidad Veracruzana y Vicepresidenta de Programas Especiales del Colegio de Economistas del Estado de Veracruz; Juan Carlo Sierra Boche, Presidente de la Federación de Colegios de Economistas de la República Mexicana, A.C. y Rogelio Mirazo Román, Presidente del Colegio de Economistas del Estado de Veracruz, A.C.

En su mensaje de bienvenida,  Juan Carlos Sierra Boche,  dijo que el resultado de las  elecciones que tuvimos recientemente nos indica que por vez primera las legisladoras ya electas, como las que están trabajando actualmente, prácticamente son mayoría y no va a haber, ley, reforma, ni disposición que no pase por el congreso, si no tiene la bendición y el voto de las mujeres, y eso significa algo muy importante, significa en este caso que las mujeres en términos legislativos, organizadas, deben tener una posición muy clara y una agenda económica muy clara para meter reformas no solo de económicas sino además inclusive de género. No sé si esta historia se vaya a repetir en un futuro, pero a partir del primero de septiembre así van a estar las circunstancias.

No debemos desaprovechar esta gran oportunidad, por eso es importante este foro, porque este foro va a motivar y queremos motivar hacia una agenda económica de género, y la Federación está interesada, primero, en que legisladoras actuales o próximas a tomar el cargo, empresarias, investigadoras, docentes, estudiantes, no pierdan la oportunidad de ponernos de acuerdo y tener el contacto y esta relación, pues lo que importa fundamentalmente, es que tengamos una agenda común. En este sentido, nuestra Federación está muy interesada para que precisamente tengamos una agenda lo más parecido y cercano a los sectores que ustedes representan. No dejemos ir la oportunidad, porque no sé si se vaya a repetir, pero es muy importante que las mujeres de México, en todos los sectores en los que están participando puedan llegar a una gran conclusión, a un gran diagnóstico y propuestas concretas que permitan establecer una agenda en común.

El propósito en este sentido es que empresarias, investigadoras, legisladoras, estudiantes, puedan de alguna manera irse comunicando, intercambiando y proponiendo cambios en la legislación, pero también cambios en los programas, así como también proponer estrategias y acciones que nos permitan llevar a la economía en una recuperación mucho más rápida de la que necesitamos hoy, y es muy importante mandar este mensaje. Así ha sido en todos los foros que estamos llevando a cabo, y estoy seguro de que este no va a ser la excepción. También vale la pena mencionarles que estamos grabando este foro y lo que queremos al final es que de alguna manera tengamos un documento que nos permita tener una memoria y una gran conclusión a nivel nacional y por regiones.

Si ustedes quieren ver, puesto que esto ya lo hicimos el año pasado en donde realizamos más de treinta y tres foros en toda la república mexicana, y lo que resultó es una enciclopedia cuyo tema es Medidas de Reactivación Económica ante Covid-19, y el resultado es un libro electrónico que tenemos en la Federación, ustedes lo pueden consultar gratuitamente, porque está abierto al público, en la biblioteca virtual, el documento de nueve tomos que tenemos tanto a nivel nacional como a nivel regional en los foros que se organizaron y quiénes fueron los que participaron, ahí está todo el material, por cierto las medidas que planteamos en esa enciclopedia no están obsoletas, siguen vigentes, y ahora lo que queremos es sacar una enciclopedia en una memoria de todos los foros que hagamos en la república para la cuestión de esta agenda económica de género.

ROSA MARIA HERNÁNDEZ ESPEJO, inició su participación haciendo un recuento histórico de las reformas orientadas a la regulación normativa para una democracia incluyente, iniciando con la reforma de 1947 al artículo 115 constitucional, mediante la cual se concede derecho a las mujeres de votar y ser votadas en el ámbito municipal, hasta la reforma de 2018 a la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, mediante la cual se reglamentó que el INE y los Organismos Públicos Electorales (OPLE) podrán rechazar el registro de candidaturas cuando exceda la paridad de un solo género.

Hernández Espejo, enfatizó que en 2019 se firmó un Acuerdo por la Igualdad que pone al centro el desarrollo de las mujeres mexicanas, el cual propone los siguientes objetivos:

  1. Para que las mujeres y niñas más pobres y discriminadas estén siempre en el centro de la Cuarta Transformación y del desarrollo de México.
  2. Para que haya más trabajo formal, mejores condiciones y más derechos para las mujeres.
  3. Para garantizar mayor bienestar en la vida de mujeres y niñas, con educación para todas, respeto no violencia paz y seguridad.
  4. Para que las familias y centros de trabajo compartan los trabajos de cuidado y las mujeres tengan más tiempo propio.
  5. Para que se procure una mejor atención a la salud de las mujeres a lo largo de su vida.
  6. Para trabajar juntas y juntos por una nueva cultura nacional basada en los valores y principios de gobierno, la igualdad de derechos y oportunidades para mujeres y niñas.

Al hablar sobre los retos de la Cuarta Transformación en materia de género, la Diputada Federal, subrayó: Desde la administración pública se debe seguir impulsando el presupuesto a favor de la mujer; Concretar la paridad de género en todas las instituciones públicas y privadas; Favorecer una economía más justa que beneficie a las mujeres.

La representante popular concluyó su intervención cuestionando:

¿Qué sigue?

Consolidar un país donde la democracia no sea solamente una estructura jurídica y un régimen político, sino un sistema de vida donde hombres y mujeres tengamos los mismos derechos, las mismas oportunidades económicas sociales y culturales.

JUANITA UTRERA ORTEGA, manifestó que la misión de la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias A.C., es buscar la unidad de la mujer empresaria apoyando su participación hacia mejores oportunidades que nos permitan generar empleos y riqueza, logrando equidad y justicia en un plano democrático.

Nuestra visión dijo, es posicionar a la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias A.C. AMEXME® como una organización eficiente, con integrantes comprometidas en la generación de oportunidades y espacios para el desarrollo de nuevos retos, el crecimiento de las empresas, el impulso y empoderamiento de la mujer en los ámbitos económicos, sociales y políticos, en un contexto nacional e internacional.

Enunció los beneficios de la asociación que representa:

  • Unificar y representar a las mujeres empresarias de México, en la búsqueda de objetivos y metas comunes tanto en lo económico, lo político y lo social.
  • Promover, desarrollar y fomentar la formación profesional de las mujeres empresarias, así como de los equipos humanos de sus empresas.
  • Estimular y apoyar a las mujeres empresarias, facilitándole acceso a los recursos, formación, conocimientos y contactos necesarios para fomentar la cantidad, la calidad y la competitividad de las actividades empresariales de la mujer ayudándole a su éxito profesional.
  • Crear sinergias entre empresas potenciando el espíritu de colaboración entre las asociadas.

Expuso que la AMEXME Agrupa a más de 5000 empresarias, con 70 capítulos en la República Mexicana, está integrada por:

  • Dueñas o accionistas de Empresas. Ejecutivas Directivas de Empresas.
  • Mujeres con solvencia moral y económica, dispuestas de participar en la Asociación para cumplir sus estatutos y normatividades.

Para concluir su intervención, Utrera Ortega se refirió a los servicios que ofrecen:

  • Redes de Negocios locales, nacionales e internacionales
  • Alianzas estratégicas
  • Coordinación con Cámaras y Entidades Gubernamentales • Capacitación local y nacional
  • Red de capacitación AMEXME
  • Red de negocios AMEXME
  • Programas Estratégicos
  • Exposiciones
  • Seminarios
  • Convenciones y Congresos
  • Reuniones de Trabajo
  • Acuerdos y Convenios

Asimismo, concluyo señalando que es necesario estimular y apoyar a las mujeres empresarias, garantizando la seguridad, acceso a infraestructura, normalización adecuada y un sistema tributario adecuado a las características y naturaleza de las micro y pequeñas empresas, así como la condonación de impuestos por periodos para los emprendimientos a efecto de favorecer su permanencia.

MARIA ESTHER TERÁN VELAZQUEZ, en su exposición contextualizó que, en el primer semestre de 2021, la perspectiva de la inflación es el doble que el promedio observado en 2019-2020.

Hizo un análisis de la importación de productos agropecuarios en el periodo 2018-2021 y destacó el incremento en las compras al extranjero de maíz, frijol y trigo.

Asimismo, subrayó el incremento en los precios de productos agropecuarios, que en el último año fueron del orden de: cerdo 35%, pollo 30% y carne de res 25%.

También compartió que entre 2018 y 2020 la pobreza se incrementó un 43.9% y de acuerdo al último reporte del CONEVAL, para 2021 es de esperar un incremento superior al 50%.

Abundó que este incremento en los índices de pobreza tiene una relación directa con el costo de los componentes de la canasta básica, tortilla, carne, leche, huevo etc. que se agudiza ante una caída drástica del empleo.

En otro orden de ideas, habló de las perspectivas de la superficie cosechada en México en el ciclo otoño-invierno que a mayo 2021 registran los siguientes decrementos: maíz -5.8%; Trigo -4.3%; sorgo -30.7%.

Asumió que lo anterior es atribuible a la desaparición a la desaparición de programas de apoyo del Gobierno Federal, Proagro, Capacitación, Comercialización, adquisición de insumos, maquinaria y equipo, infraestructura e instrumentos financieros como el crédito y el seguro, son algunos de ellos.

Terán Velázquez, habló del entorno económico en que se desarrolla la producción mundial, en que los países deciden invertir fuertes apoyos económicos en el sector rural a cuenta de disponer de alimentos básicos en cantidad y precios accesibles, para su población, en contraparte dijo, en los últimos años la política pública para nuestro sector primario está orientada en sentido contrario, repercutiendo en una drástica reducción en la producción de granos básicos y un incremento de las importaciones de los mismos a altos costos.

La representante del sector social concluyó su exposición con dos propuestas:

  • Potenciar y/o fortalecer el trabajo de las mujeres y sus familias como factor de inclusión social y desarrollo económico a través de la creación de una nueva figura asociativa, sencilla, con mínimos requisitos, funcional a nivel de asociados, con poder y elementos jurídicos para vincularse al mercado, servicios y apoyos públicos y privados que facilite la organización, capacitación y la generación de riquezas pensando en la producción, transformación, comercialización y/o prestación de servicios.
  • De los apoyos de los programas institucionales actuales, un porcentaje quede comprometido a la inversión en educación, capacitación y a la formación, desarrollo y consolidación de familia-empresas

 DORA SILVIA BARRADAS, al hablar del panorama mundial sostuvo que las mujeres que habitan en zonas rurales representan la cuarta parte de la población mundial, de ahí su relevancia y la necesidad de elaborar políticas públicas en su beneficio.

Lamentó que a pesar de que la ONU estableció el 15 de octubre para conmemorar el día mundial de las mujeres rurales, muchas de ellas siguen siendo invisibles en algunos sectores de la economía, ubicando a muchas de ellas en el sector inactivo.

En México, dijo que el 23% de mujeres habitan en localidades rurales, representando el 34% de la fuerza laboral, misma que participa con poco más del 50% de la producción de alimentos en nuestro país.

A pesar de lo anterior, 6 de cada 10 mujeres viven en la pobreza y la desigualdad. Esto significa que las vidas de poco más de 10 millones de mujeres están determinadas por un territorio, condicionamientos culturales y redes de dependencia de producción y supervivencia, radicalmente diferentes a las mujeres que viven en zonas urbanas.

Al referirse a la problemática en el contexto nacional, dijo que derivado de la falta de oportunidades que prevalece en el medio rural, se ha exacerbado el fenómeno migratorio provocando que en las últimas décadas cuando los hombres han emigrado a Estados Unidos, las mujeres de comunidades indígenas rurales e indígenas son las que trabajan las tierras, sin que les reconozcan sus derechos sobre ellas, aún si los dueños no regresan.

Existen 4.9 millones de personas que poseen núcleos agrarios y en donde más de 3.6 millones son hombres, es decir de cada 10 personas con derechos sobre la tierra, ni siquiera 3 son mujeres.

Lo anterior dificulta que las mujeres, al no ser las propietarias de la tierra, no puedan recibir apoyos de programas de fomento, como los de equipamiento, infraestructura, créditos o apoyos económicos por pago de servicios ambientales. Esto reduce sus posibilidades de autonomía económica y aumenta su vulnerabilidad.

El 90% de las mujeres rurales mayores a 12 años realizan trabajos no remunerados, se considera su trabajo como secundario y que solo complementa el ingreso familiar.

En referencia a la problemática estatal, sostuvo que en Veracruz los niveles de pobreza involucran poco más de 2.6 millones de mujeres, sin embrago, los niveles de pobreza crecen 1.5 veces más entre las mujeres indígenas rurales (84.3%), según cifras de Coneval (2020).

En cuanto a la titularidad de la propiedad de la tierra, solo el 25% pertenece a mujeres.

Para sustentar la importancia de la ayuda a las mujeres rurales y por ende la instrumentación de políticas públicas en su beneficio, aportó los siguientes datos duros:

  • “Hay cerca de 14 millones de mujeres rurales en México que se desempeñan como agricultoras, ganaderas, comerciantes y empresarias.
  • Representan el 43% de la MO agrícola y se encargan de proveer a la familia en el 21.1% de los hogares rurales.
  • México es uno de los 4 países que se destacan por aprovechar las capacidades de la mujer rural en la reducción de la deforestación.
  • Si el acceso de la mujer a recursos agrícolas fuera equitativo la producción en granjas de mujeres crecería en un 10%, reduciendo el hambre de hasta 150 millones de personas.
  • El empoderamiento de las mujeres ayudaría a reducir el hambre y la pobreza en zonas rurales, las mujeres suelen invertir una mayor proporción de sus ingresos en sus familias y comunidades.

Barradas Troncoso, formuló las siguientes propuestas:

  • Elaborar estudios municipales, estadísticas que capten la situación de las zonas rurales más alejadas.
  • Políticas públicas que fomenten la autonomía económica de las mujeres (ejemplo las UAIMC), el goce pleno de los derechos humanos y libertades fundamentales, la representación suficiente de la mujer y la redistribución de los recursos y el poder entre las mujeres y hombres en lo general y en lo particular, en el medio rural.
  • Apoyo a que la mujer rural productora para que adquiera la titularidad de la propiedad de la tierra que trabaja y por ende receptora de los beneficios de los programas de fomento, ante la ausencia del esposo (migración).
  • Tenencia de propiedad con perspectiva de género para decidir cómo emplear los recursos para atender sus necesidades y las de su familia; se requiere de un marco jurídico y políticas públicas encaminados a incrementar el reconocimiento de la titularidad de las mujeres sobre la tierra.
  • Inversión en infraestructura básica y acciones para involucrar a las mujeres en la toma de decisiones de sus localidades y su empoderamiento.

En sus reflexiones finales, la académica con amplia trayectoria en el sector agropecuario, destacó:

  • Las mujeres rurales llevan a cabo “economía de traspatio” produciendo alimentos orgánicos con propósitos de autoconsumo familiar, por lo que los programas de empleo rural y de salud deben reconocer su importancia.
  • Las mujeres rurales llegan a sustituir la mano de obra del hombre y muchas se someten a trabajos pesados para producir y aprovechar la tierra, sin que exista un marco jurídico que les otorgue la titularidad sobre la tenencia de la tierra y sin que tengan cobertura de los programas de salud.
  • Las mujeres rurales son las encargadas de mantener la cultura relacionada a las tradiciones de sus comunidades, por lo que los programas de fomento deben involucrar acciones de fortalecimiento a la autoestima y el emprendimiento.

El cierre del evento corrió a cargo de Rogelio Mirazo Román, Presidente del Colegio de Economistas del Estado de Veracruz, quien  destacó que no obstante la diversidad de enfoques y opiniones de las distintas participaciones a lo largo del foro, se pone sin duda de manifiesto, la relevancia que tiene la mujer en diferentes planos y la visión acerca de lo que hemos definido con el nombre genérico de estos foros “la conformación de una agenda económica de género”.

Sin duda una de la puntualizaciones que hace MARIA ESTHER TERÁN  o “Teté” como de cariño la conocemos muchos, es que la equidad de género no trata solamente de la mujer, es decir, la correcta percepción de la equidad de género tiene que ver con el reconocimiento de los derechos tanto de hombres como de las mujeres en el ámbito político, público, empresarial y particularmente en cuanto a la toma de decisiones.

Poner a la mujer en el centro del desarrollo del país es, sin duda, una condición necesaria para impulsar la actividad económica y poner en primer plano el desarrollo económico del país. Sin lugar a dudas esto es una condición necesaria para trabajar todos, mujeres y hombres juntos para una nueva cultura nacional basada en igualdad de derechos y oportunidades, de ahí que esta connotación de género no debe apuntar a una participación en lo individual de las mujeres o de los hombres, todo lo contrario, nos debe llevar a plantear que haya un piso parejo de oportunidades.

“Juanita Utrera” lo señalaba muy bien, cuando refirió los requerimientos que las mujeres empresarias necesitan para seguir abonando en objetivos y metas comunes, particularmente en materia de seguridad, y también en la necesidad de crear una infraestructura básica para que haya una mayor competitividad y conectividad, hablando particularmente de los medios tecnológicos al alcance de las micro y pequeñas empresas, también en relación con los temas de normalización y el establecimiento de un sistema tributario ad hoc, para las diferentes categorías de empresarios que existen en el país, precisamente para garantizar este piso parejo.

No debemos olvidar que nuestro México y el estado de Veracruz no es la excepción en este caso, el 98 por ciento de las empresas que existen en el país están conformadas por micro y pequeñas empresas, que aportan cerca del 70 por ciento del empleo que se genera en este país y cerca del 50% del producto interno bruto.

Si no volteamos y ponemos debida atención a mejorar las condiciones para fortalecer el desarrollo de las micro y pequeñas empresas, es tanto como no reconocer que la posibilidad de incentivar su crecimiento, tiene que estar basado en políticas públicas que impulsen el crecimiento, pero no solamente en temas orientados a facilitar nuevas aperturas de negocios,  sino en temas de fondo para su consolidación y escalamiento, hablamos de acceso al financiamiento justo, tratamientos tributarios adecuados a su naturaleza y ciclo de negocio, pero también de programas de fomento para su modernización tecnológica y capacitación permanentes.

Uno de los problemas principales, y seguramente coinciden nuestras ponentes, es que la posibilidad de que crezcan o se desarrollen las empresas en lo general y en lo particular las micro y pequeñas, se ve limitado por el tamaño y la casi nula capacidad de acceso a recursos financieros, ello explica que desgraciadamente en este país, las empresas no evolucionan, es decir, nacen como micros o pequeñas empresas y la gran mayoría así se quedan, no dejan de serlo ya que después de cinco o más años, si es que subsisten el cambio generacional, siguen operando en la misma escala, es ahí donde me parece que el tema de se vuelve relevante, requerimos una banca de desarrollo que de verdad fomente e impulse la inversión y el financiamiento de nuestra principal base empresarial que son las micro y pequeñas empresas, con programas que garanticen su acceso en condiciones preferenciales tanto de tasa, como de requisitos adecuados a su realidad y niveles de riesgo.

No dejo de destacar la importancia del sector rural que han manifestado durante las diferentes participaciones y particularmente en la importancia que tienen las mujeres que habitan en las zonas rurales, las cuales por desgracia como se señaló aquí tanto por la Doctora María Esther Terán como por la Doctora Dora Silvia Barradas, son mujeres que por desagracia siguen siendo invisibles, no obstante, su contribución a la economía local o regional.

En el caso del sector rural, sin lugar a dudas se pone de manifiesto la importancia del establecimiento de políticas públicas en beneficio de las mujeres que forman parte de este sector y cuya relevancia, a decir de algunos indicadores, denota su importancia como factor de cambio, por ejemplo, comentaba la Dra. Dora Silvia Barradas, que si el acceso a recursos agrícolas de la mujer fuera equitativo, la producción en granjas de mujeres crecería un 10 por ciento y que el empoderamiento de las mujeres ayudaría a reducir el hambre y la pobreza en zonas rurales, ya que las mujeres suelen invertir una mayor proporción de sus ingresos en su familias y comunidades. Esto se vuelve importante, particularmente en aquellas zonas en donde por ejemplo por efectos de la migración, la mayor contribución a la producción es de las mujeres.

También quiero destacar, el señalamiento que hace la Doctora María Esther Terán, en el sentido de que la conformación de una agenda económica debe abordarse desde una perspectiva territorial y sectorial para que las políticas públicas que se instrumenten incidan directamente en beneficio de los niveles de vida y de bienestar de estas zonas.

Sin duda, se ha tocado sin duda una fibra sensible, que tiene que ver con la reducción de la producción de granos básicos y el incremento de las importaciones cuyo efecto revela una correlación directa con el crecimiento en los índices de pobreza y con el incremento de costos de los componentes de la canasta básica que se agudiza por la drástica caída del empleo derivado de la pandemia.

Finalmente y para concluir debo señalar que se han vertido propuestas diferentes que debemos retomar, para soportar adecuadamente, los planteamientos que han hecho en este foro, tal es el caso de la creación de una figura asociativa para potenciar y fortalecer el trabajo de las mujeres y sus familias como un factor de inclusión social y desarrollo económico que facilite su organización.

La posibilidad que tienen hombres y mujeres de aperturar y operar empresas en este país muchas veces hace más oneroso tomar la vía de la formalidad que operar por la vía de la informalidad, así pues, una de las formas de impulsar la formalidad, es sin duda facilitar el acceso a los medios que faciliten a las personas constituirse de forma simple, no onerosa en el corto y mediano plazos, ya lo daba a entender  acertadamente “Juanita Utrera”, tenemos que definir una política que reconozca las diferencias que existen entre desiguales, no es lo mismo el acceso a recursos financieros y otros apoyos que tienen las medianas y grandes empresas, respecto de las micro y pequeña empresas.

Juan Carlos Sierra Boche, en su mensaje de clausura se mostró gratamente sorprendido, agradeció a las ponentes su participación y manifestó su acuerdo que ni los unos ni las otras estamos en una situación de competencia ni de enfrentamiento, creo que es muy importante, dijo, que en México entendamos que todos somos mexicanos y que todos tenemos que jalar la carreta para un solo lado y tenemos que estar sin enfrentamientos, sin posicionamientos que vengan en conflicto con la parte que significa la situación, sostengo que esta situación de pandemia más la situación económica, no nos permite darnos el lujo de estar separados, creo que pensar en divisiones es estar totalmente equivocados.

Por eso este foro se vuelve tan importante, porque tenemos que mandar el mensaje hombres y mujeres que queremos un país unido y la forma de poderlo hacer, es tener esta libertad de opinar, esta libertad de escuchar.

Es muy importante que tengamos este tipo de foros y seguimos disfrutando los comentarios de todos ustedes, nos llevamos muy buenos mensajes, los cuales vamos a llevar a cabo en un resumen ejecutivo y los vamos a incorporar con nombre y apellido en este gran documento que estamos elaborando.

Acto seguido Sierra Boche, procedió a la clausura protocolaria.

 

 

 

 

 

Compartir:

Noticias recientes

Menú